En San Javier, familias que habitan en los barrios Bartel, San Juan y otros fueron afectadas por la gran cantidad de agua caída y es una problemática que sufren hace años como también lo son las zanjas profundas a la vera de las calles que son las principales causantes de que el agua ingrese a las casas, según indicaron los vecinos.
Juan Pablo, uno de los afectados, dijo “hace 15 años vivo acá y siempre es lo mismo, reclamar no sirve porque nadie hace nada, esas zanjas deben ser saneadas y entubadas, porque no sólo es esto del agua que inunda todo cuando llueve, sino que durante el año son generadoras de cría de mosquitos y ahora con lo del dengue realmente es preocupante”. 
“Con cada lluvia grande las casas se llenan de agua con la contaminación que tienen esas sanjas, necesitamos una solución. Si bien es cierto que es una lluvia atípica por la gran cantidad que cae en poco tiempo también es real que si se realizan los saneamientos correspondientes para que el agua drene no vamos a sufrir estas consecuencias. En mi caso tuve que levantar la casa para que el agua no ingrese, pero hay familias que no”.
Además Juan Pablo destacó que nunca se queja pero se encuentra cansado de la situación, “indigna que no haya un gobierno comunal que dé solución a este problema”, indicó el hombre a El Territorio.
En el caso de Walter Mantuyak, un vecino del barrio San Juan, el agua ingresó literalmente en la casa y  con mucha angustia comentó que, “es triste esta situación,hace más de 5 años vengo sufriéndola es desde que se hizo el empedrado, ya que lo han hecho sobre el nivel de las casas y por lo tanto cualquier lluvia inunda y ni hablar de las lluvias torrenciales. He hecho reclamos, incluso una protesta con carteles incluidos, pero todo queda en promesas mientras los vecinos seguimos sufriendo, acá falta un buen saneamiento y a fondo ya que los pozos negros desbordan, se vuelve insalubre todo, y aclaro, no es contra nadie mi reclamo, es a favor de que nos den una solución, no podemos seguir así cada vez que llueve, “dijo.
Por otra parte se supo que si bien no hay evacuados por parte del municipio, sí hay autoevacuados . Es decir familias que se refugiaron en casas de familiares hasta que el agua baje y la preocupación se incrementa ya que el pronóstico no es nada alentador para las próximas horas.

El Territorio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver tambien:

Las lluvias dañan caminos rurales y afectan a unos 500 productores

Las lluvias de los últimos días impactaron en la producción en Misiones. Las precipitacion…