Tres menores y un mayor fueron demorados en las últimas horas bajo sospecha de participar en los graves incidentes que culminaron con cinco heridos, dos de gravedad, durante una fiesta universitaria en Oberá. Las fuentes señalaron que los implicados tienen 17 y 19 años y no son estudiantes de las facultades de la ciudad. 

Los dos heridos de gravedad continúan internados aunque uno de ellos con peor cuadro, dado que se encuentra con riesgo de muerte, según señalaron ayer las mismas fuentes.  

Se trata de Antonio Mendoza (23) padeció varias heridas punzocortantes en la zona abdominal y tórax, por lo que fue intervenido en el hospital Samic. Pero con el correr de las horas su cuadro se agravó y el lunes fue derivado de urgencia al Madariaga de Posadas. El último parte médico indicó que el paciente se encontraba en mal estado general, con respirador y riesgo de muerte. 

El Territorio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver tambien:

Un chico de 13 años fue atacado de un cuchillazo en la cabeza

Por circunstancias que se tratan de establecer, un menor de 13 años recibió un cuchillazo …