Aunque nunca fue cultor del bajo perfil, un par de alias le alcanzaron para mantener oculta su verdadera identidad durante casi dos años en Brasil, donde se dedicaba a la música. 
Pero un desliz amoroso, tal vez una infidelidad, terminaron por sentenciar el destino de Pablo Dlugokinski (35), alias “Oscar Dos Santos” y “Joao Paulo”, uno de los tres imputados por el doble homicidio de Olivia Márquez (46) y su concubino Sandro Leiva (40), perpetrado el 28 de marzo del 2017 en Puerto Rosario, municipio de Florentino Ameghino.
Según pudo confirmar El Territorio con fuentes del vecino país, Dlugokinski fue detenido el último domingo por la Policía Federal brasileña en la localidad de Novo Hamburgo, estado de Río Grande do Sul, a unos 40 kilómetros de Porto Alegre.
La información oficial indica que el sujeto fue capturado al no poder acreditar su identidad y quedó alojado en una dependencia de la fuerza federal. En este sentido, fuentes de la fuerza brasileña prefirieron la cautela y adelantaron que se giró información a las autoridades argentinas a los fines de confirmar sus datos filiatorios. Saben que se trata de él, pero no quieren saltearse los pasos burocráticos antes de anunciarlo. 
Por ahora, el argentino está detenido porque su estancia en el país vecino es irregular. 
En caso de corroborarse que se trata de Pablo Dlugokinski, en los próximos días podrían iniciarse los trámites de extradición a la Argentina, anticiparon desde el vecino país. 
En tanto, trascendió que el sujeto habría sido denunciado por una mujer con la que mantuvo una relación sentimental. Esta ex pareja estaba al tanto de sus problemas con la Justicia argentina y, por motivos que aún se desconocen, decidió alertar a las autoridades.   
Incluso, en su perfil de Facebook bajo el nombre de Oscar Dos Santos, el lunes a las 14.23 el sospechoso compartió la foto de una mujer y escribió una frase que ahora cobra relevancia: “Hay personas que entran en nuestra vida sólo para destruirla”, fue lo último que compartió. 

Últimas actuaciones
Pablo Dlugokinski es hermano del cabo de Policía Víctor Dlugokinski (31) y cuñado de Leandro Bublitz (35), imputados por el doble homicidio de Márquez y su concubino Leiva. Ambos permanecen alojados en la Unidad Penal VIII de Cerro Azul. 
Así como todos los sospechosos son parientes entre sí, también lo eran con las víctimas, puesto que Márquez era tía de los Dlugokinski y de la mujer de Bublitz.
Si bien en abril 2017 la jueza de Instrucción Uno de Oberá, Alba Kunzmann de Gauchat, emitió el pedido de captura internacional de Pablo Dlugokinski, hasta el momento la búsqueda había resultado infructuosa, a pesar de que él mismo se encargaba de contar dónde vivía y qué hacía, como consta en su perfil de Facebook.
Músico de profesión, usaba la red social para compartir fotos y videos de sus shows, al tiempo que promocionaba sus eventos y brindaba números de teléfono para contrataciones.  
Al respecto, el 28 de enero pasado publicó la agenda para los primeros días de febrero, sin presagiar que serían sus últimas actuaciones, al menos hasta el momento.

Las pruebas
A pesar de que hace muchos años reside en el vecino país, el sospechoso viajaba muy seguido a la Argentina. Así, el 26 de marzo de 2017 llegó Puesto Rosario para asistir al velorio de su papá, quien falleció la noche anterior en circunstancias dudosas.
En tanto, a poco se ser detenido, Víctor Dlugokinski se desligó del hecho y declaró que su hermano asesinó a la pareja. “Afirmó que los autores del hecho fueron su hermano y un sujeto de tez morena, al que no conoce y que también habría venido del Brasil”, declaró.
Por su parte, Bublitz apuntó las responsabilidades hacia los hermanos Dlugokinski, quienes le habrían confesado la autoría material del hecho y le pidieron que los ayude a deshacerse de la motocicleta de las víctimas. “Nosotros los matamos”, aseguró que reconocieron. 
Dijo que sus cuñados cometieron el crimen porque sospechaban que la pareja asesinó a su padre, Ildo Victoriano Dlugokinski (58), quien falleció el 25 de marzo del 2017 en el incendio de su vivienda, o al menos así fue caratulado el caso por las autoridades. 
La señora Márquez y su concubino desaparecieron tres días después, el 28 de marzo, fecha en que los hermanos y su cuñado fueron identificados por Gendarmería en un control sobre la ruta Costera 2, cuando transitaban en el auto del policía y llevaban una Gilera 110 desarmada en el baúl.   
Días más tarde los restos de la moto fueron hallados en el cauce del arroyo Los Toros y se confirmó que eran propiedad de las víctimas. 
Los cadáveres fueron hallados el domingo 2 de abril enterrados en una fosa en la chacra de Dlugokinski. Luego, las pericias balísticas confirmaron que las víctimas fueron ultimadas con dos armas del cabo. 

“Nos iba a matar”
En una ampliación indagatoria, Bublitz ratificó su primera declaración, en la que reconoció que colaboró para descartar la moto de las víctimas, aunque argumentó que lo hizo bajo amenazas.  
“Ese día fui a tirar la moto, no lo niego, pero fue bajo amenazas. Aquella vez (en la primera declaración) cuando me preguntaron si me habían amenazado yo dije que no, pero sí me amenazaron. Yo dije eso antes porque tenía miedo. Víctor me amenazó con su pistola reglamentaria. Eso sucedió cuando bajamos del auto, cuando llegamos a la casa de él y me terminaron de contar lo que habían hecho. Víctor me amenazó y Pablo me defendió y le dijo que no haga eso. Víctor me apuntó y me forzó a tirar la moto. Me dijo que si yo no iba, él nos iba a matar a mí y al hermano y que se iba a matar él. Estaba desesperado”, citó textualmente. 
Mencionó que el 28 de marzo de 2017 al mediodía se hallaba en su casa de Puerto Panambí y llegaron Víctor y Pablo Dlugokinski, sus cuñados. Se quedaron a almorzar y luego le invitaron “para dar una vuelta”, indicó. 
“Hasta el día de hoy no entiendo por qué mataron a esa pareja. Víctor contó que los llamó para que vayan a la casa y ahí les pegaron. Ni les dieron tiempo de hablar, nada. Para mí que él pensaba que ellos mataron al papá. Ellos me dijeron que les mataron a tiros, que juntaron los cuerpos y que enterraron. No me dijeron dónde, sólo que enterraron. Me dijeron que fue entre las 10.30 y las 11, de ese día, el 28 de marzo”, precisó. 

El caso ya está cerca del juicio oral y público

En cuanto a la causa que se instruye judicialmente, a principios de noviembre pasado la jueza Kunzmann de Gauchat clausuró la instrucción y recolección de pruebas en el marco del expediente que investiga el doble homicidio de Puerto Rosario. Posteriormente el fiscal Elías Bys redactó el requerimiento de elevación a juicio. El expediente 37874/2017 está caratulado como “doble homicidio agravado por el uso de arma de fuego” y tiene como imputados al policía Víctor Javier Dlugokinski, su hermano Pablo Roberto Dlugokinski, alias “Oscar Dos Santos” y/o “Joao Paulo”, y Leandro Bublitz, cuñado de ambos. Consultados al respecto, fuentes del caso no descartaron que el juicio oral y público pueda concretarse en el primer semestre del corriente año.

El Territorio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver tambien:

La Policía investiga un robo calificado ocurrido en la ciudad

Efectivos de las distintas comisarías y divisiones especiales de la Unidad Regional II, ll…